martes, 22 de septiembre de 2015

IV TORNEO INTERNACIONAL DE AJEDREZ SUB2200 CDA LAPUERTA.



Entre el 18 y el 20 de septiembre de 2015 se ha celebrado el IV TORNEO INTERNACIONAL DE AJEDREZ SUB2200 CDA LAPUERTA en el Hotel Alfonso XIII de Cartagena.

El jugador de nuestro Club, Luis Fernández Álvarez, se ha proclamado Subcampeón del Torneo, empatando a 6 puntos de 7 posibles con el Campeón César Giménez Menchón. Ha obtenido una performance de 2265 puntos, subiendo 75,6 puntos de Elo.


Estos fueron sus rivales:



Y así quedaron los jugadores de nuestro Club de un total de 146 participantes:



Aquí tenéis la clasificación final:

viernes, 18 de septiembre de 2015

SOLUCIÓN PROBLEMA #0002.



Este problema es de Sam Loyd, y fue publicado en 1868 en la revista American Turf Register. Las blancas juegan y dan mate en tres. Esta es la solución:

1.Re1 g4 [1...Rh5 2.Cf4+ Rh6 (2...Rh4 3.Dh3#) 3.Dg6#] 2.Cg1 g3 [2...Rg3 3.Df2#] 3.Cf3#

miércoles, 2 de septiembre de 2015

SOLUCIÓN PROBLEMA #0001.



Este problema lo he sacado del Nº 1 de la desaparecida revista "ESPECIAL OchoxOcho JUEGO Y PRACTICA DEL AJEDREZ". Lo he elegido como primer problema porque el ordenador considera que la jugada elegida por el humano es mala, aun dejando al módulo analizar durante media hora. No obstante, forzando las primeras jugadas el ordenador llega a ver las siguientes, pero dando un resultado de tablas, que difiere del dado en la revista. Antes de seguir, veamos la solución que da dicha revista:

"En esta posición, las fuerzas negras están aisladas. La torre h8 aún no toma parte en la lucha. Resulta desafortunada la posición de su rey. Pero tienen calidad de ventaja (torre contra alfil) y después de la retirada de la dama blanca, las negras confían en consolidar su posición. Por ejemplo: 1.Dd2 Txe6, siguiendo después con 2…Cf7 y 3…Rg7. Sin embargo, las blancas encuentran una jugada bella, fuerte e inesperada que destruye todas las esperanzas de las negras de reorganizar la cooperación entre sus piezas.
Siguió: 1.Dxe5!! fxe5 2.Tf1! Formalmente, las negras tienen una gran ventaja de material, pero en este caso les vale de poco. La dama no puede abandonar la octava fila por la amenaza de mate en f8. Es mala 2…Txe6 debido a 3.Ac4. Además, el rey y la torre h8 están condenados a cadena perpetua. 2…Tc8 3.Ad1. El alfil se dirige a b3, tras lo que se amenaza el avance e6-e7 con un jaque mortal. En la variante 3…Dxe6 4.Ab3 Dxb3 5.axb3 a5 6.Tf6, las blancas prácticamente juegan con alfil de más. La partida debe decidirse con el traslado de su rey al centro o al flanco de dama.
En la partida siguió: 3…Tc4 4.Ab3 b5 5.Axc4 bxc4 6.b4! Las negras abandonaron. Si 6…cxb3 7.axb3 Dd8, entonces 8.b4 De8 9.c4 Dd8 10.Rh1 De8 11.c5. Después, las blancas llevan el peón “c” hasta c7 y juegan e6-e7. En caso de 6…Dd8, decide 7.a4 y después b4-b5, a4-a5, b5-b6 y b6-b7. Las negras están indefensas contra el avance de los peones por la constante amenaza de mate en f8."

Esto es lo que nos dice la revista, pero veamos que variantes nos da el ordenador:

a) 1.Da3, amenazando el peón de a7, 1…Txe6 2.Dxa7, amenazando mate en g7, 2…De7 3.Da8+ De8 4.Da7 De7 5.Da8+ De8 6.Da7, y tablas por repetición.

b) 1.Dd4 Txe6 2.Tf1 Rf7, para ir sacando la torre de h8, 3.Ad1 y 4.Ab3, clavando la torre de e6 y con igualdad.

c) 1.Dd5 Txe6 2.Ad1 Rf7, para ir sacando la torre de h8, 3.Ab3 Dd7 o 3...Dc6, con ligera ventaja negra.

En todas las demás variantes da ventaja decisiva para las negras. Incluso después de más de 30 minutos analizando cuatro variantes, llegando a un nivel de profundidad de 42 plys y a una velocidad media de cálculo de 10,9 millones de posiciones por segundo, sigue considerando que la jugada 1.Dxe5 es mala.

Entonces, en vez de esperar a que el módulo encuentre la jugada, vamos a forzar ésta. Si hacemos 1.Dxe5 fxe5, el módulo encuentra enseguida que 2.Tf1 es la mejor jugada, pero con ventaja negra decisiva. No es hasta 45 segundos después y un nivel de 42 plys (quizás nos habíamos quedado cerca) que el módulo nos da un resultado de tablas, pero no de ventaja blanca decisiva como dice la revista. Sin embargo, ¿y si el módulo ha vuelto a pasar algo por alto? Por tanto, continuemos con la cuarta variante desde el principio:

d) 1.Dxe5 fxe5 2.Tf1, aquí el módulo nos da seis variantes que conducen a tablas, si bien es cierto, casi todas tienen en común el llevar el alfil blanco de casillas blancas a la casilla b3. Si se continua como en la revista tenemos: 2...Tc8 3.Ad1 Tc4 4.Ab3 b5 5.Axc4 bxc4 6.b4, aquí el negro abandonó, sin embargo, el módulo nos da cinco variantes que llevan a tablas. Si por ejemplo, 6...cxb3 7.axb3, tenemos seis variantes a tablas, pero después de probar algunas subvariantes de la variante 7…Dc8, que nos daba una valoración de 0.00, observamos que la valoración pasa de golpe a algo más de +4.00. ¿Pasará lo mismo con el resto de variantes de la jugada séptima de las negras? Las he probado por encima y todas dan una valoración de 0.00, pero claro, después de lo visto, ¿realmente son tablas o es un problema del nivel de profundidad del módulo? Además, las negras no tienen por qué hacer 6…cxb3, tienen cinco variantes más con valoración 0.00, por lo que el análisis del final se complica todavía más.

Resumiendo, tenemos que la variante “a” nos lleva a unas fáciles tablas por repetición, la “b” y “c” permiten seguir jugando con igualdad en el primer caso y ligera ventaja negra en el segundo, y la “d” probablemente lleve a las tablas, pero con una infinidad de variantes en las que cualquiera de los dos bandos se puede equivocar.

Este diagrama muestra claramente el problema del efecto horizonte en los módulos, más allá del cual, la máquina no ve nada. Y el humano, ¿ha visto algo más?

¿Qué variante elegirías tu?